Reserva Online

La Oveja Verde de La Alpujarra

Pitres y La Alpujarra

Qué hacer en La Alpujarra


Desde Pitres, podemos visitar Pampaneira, Bubión y Capileira, rutas por senderos, excursiones en coche, visita a las fuentes de agua ferruginosa, subida al Muhlacén… Una extensa red de acequias de riego nos permite conocer singulares rincones fuera de las rutas mas conocidas. Centenarios castaños, albercas, molinos, aljibes… Pitres es el lugar ideal para establecer un “campamento base” ya que está en el centro de la Alta Alpujarra.
A 70km de La Alhambra, 40 Km. de las playas de la Costa Tropical y a 3 horas del Parque Natural Cabo de Gata y las playas de Almería.
La Taha de Pitres cuenta con una extensa red de antiguos caminos reales que comunican entre si los distintos pueblos del municipio.
En los apartamentos y casas rurales de La Oveja Verde disponemos de mapas y guías para realizar paseos circulares de distinta dificultad y duración. Podemos organizar la subida al Mulhacen en colaboración con el Servicio de Interpretación de Altas Cumbres de Capileira.

Pequeña historia de la Alpujarra.

La Alpujarra (o La Alpujarras) es la comarca que se extiende por toda la cara sur de Sierra Nevada y ha estado habitada desde la prehistoria, con culturas como Los Millares o El Argar. Después se fueron sucediendo  los fenicios, los íberos y cartaginenses, para quienes el mayor valor eran los minerales de las montañas, y los romanos, que dejaron el trazado básico de las acequias y la introducción de los castaños. Esta etapa se cerrará con los visigodos, a quienes siguió la etapa árabe, la mas larga y la que mas huella ha dejado hasta la actualidad.
La Taha de Pitres, declarada BIC (Bien de Interes Cultural) mantiene en sus pueblos una arquitectura absolutamente espectacular en su conservación, representando uno de los mejores ejemplos de arquitectura popular alpujarreña.

El Barranco del Poqueira

Por el nombre del Barranco del Poqueira se conoce al conjunto de tres de los pueblos más famosos de La Alpujarra Alta: Pampaneira, Bubión y Capileira. Desde La Oveja Verde se puede llegar en coche en apenas 15 minutos a cualquiera de ellos. También hay unos buenos caminos para ir dando un paseo de aproximadamente un par de horas y volver en transporte público. Son los pueblos con más oferta de bares, tiendas y restaurantes y a consecuencia de ello, los más turísticos, ya algo saturados en fines de semana y festivos.

Trevélez

Trevélez es considerado el pueblo más alto de la peninsula habitado todo el año (1500m). Famoso por la curación de jamón, está a veinte minutos en coche desde La Oveja Verde. El Barrio Alto está muy bien conservado y es uno de los accesos naturales para subir a Siete Lagunas o al Mulhacen. Es posible hacer la ruta de Pitres a Trevélez andando en unas 4 o 5 horas y volver en transporte público.
También hay numerosas rutas de alta y media montaña que podemos hacer desde Trevélez, como la subida a Peñabón, al Molino Altero, al Horcajo, al Chorrillo o a la laguna de Vacares. Desde La Oveja Verde podemos proporcionar toda la información necesaria.

La Taha de Pitres

Pitres es el centro de un conjunto de pequeños pueblecitos, llamados todos La Tahá de Pitres, que destacan por conservar intacta la belleza y autenticidad de la tradición y la historia de La Alpujarra. Una bonita excursión es caminar por los senderos que los comunican entre sí, atravesando diferentes tipos de vegetación hasta ir llegando a los pequeños tesoros que son Mecina, Mecinilla, Ferreirola, Fondales, Atalbéitar y Capilerilla.
Situado en la Alpujarra central, a medio camino entre Capileira y Trevelez, Pitres mantiene el encanto de lo auténtico, siendo expresión viva de la forma de vida, la arquitectura, las costumbres y los ritmos de esta antigua comarca. Pasearlo tranquilamente nos descubrirá pequeños rincones llenos de historia y de encanto, como la calle y el tinao de la Cuesta Molina, los lavaderos de los barrios del Caserón y del barrio alto. En el recorrido entre estos puntos, nos habremos encontrado muestras muy valiosas de la arquitectura tradicional y el modo peculiar en que están trazados estos pueblos, herencia de los árabes, que vivieron en estas tierras 800 años y cuya concepción de la vida en las montañas sigue vigente en la actualidad, no solo en el modo de construir, también en el modo de trabajar la tierra y en el trazado de las acequias, sistema complejisimo de red de canales que distribuye el agua de Sierra Nevada por toda esta cara sur.
Pitres y cada uno de los pequeños pueblos de la Tahá de Pitres, son pequeños tesoros antropológicos que merece la pena visitar porque han mantenido su identidad al resguardo de los efectos que causa el desarrollo masivo del turismo, ofreciendo un conjunto de  propuestas de alojamiento y restauración selectas, mas dirigidas a las personas que viajan buscando el disfrute del entorno natural y la tranquilidad cotidianeidad pausada propia de estos lugares.

Granada y La Alhambra

La Alhambra es una ciudad palatina andalusí situada en Granada. Consiste en un conjunto de palacios, jardines y fortaleza que albergaba una verdadera ciudadela dentro de la propia ciudad de Granada, que servía como alojamiento al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada. Su verdadero atractivo, como en otras obras musulmanas de la época, no solo radica en los interiores, cuya decoración está entre las cumbres del arte andalusí, sino también en su localización y adaptación, generando un paisaje nuevo pero totalmente integrado con la naturaleza preexistente. Desde La Oveja Verde podemos gestionar las entradas para la visita. Estamos aproximadamente a una hora y media en coche.

Un paseo por La Oveja Verde

Reserva Online